¿Cómo cuido mi piel seca?

La piel seca tiende por naturaleza a ser tirante y ligeramente áspera en algunos lugares. Al igual que la piel grasa o mixta, nunca cambia de naturaleza. Así que tienes que aprender a cuidarlos.

La piel seca, también llamada piel "alipídica", es un tipo de piel permanente que debe ser domada. Es bajo en lípidos superficiales (sebo) y lípidos intraepidérmicos (ceramidas, colesterol, etc.), esenciales para retener agua y asegurar la barrera protectora natural de la piel. ¿Cómo reconocerlo y cuidarlo en el día a día? Hacemos balance. 

Contenido

Síntomas: ¿cómo reconocer la piel seca?

Cuando nuestras glándulas sebáceas no secretan suficiente sebo, nuestra piel sufre. Como sugiere su nombre, la piel seca  carece permanentemente de elasticidad e hidratación . Diariamente, esto se manifiesta por: 

  • sensación de incomodidad y tirantez (especialmente después de una ducha o un baño); 
  • piel visiblemente áspera; 
  • picazón; 
  • descamaciones; 
  • la presencia de grietas finas, a veces incluso grietas que pueden sangrar. 

Estos síntomas son permanentes, incómodos y sobre todo visibles , lo que puede provocar déficits en la autoestima. 

¿Cuál es la diferencia entre piel seca y piel deshidratada?

A menudo se confunden, pero la piel seca y deshidratada no tiene el mismo impacto. Como se indicó anteriormente, la piel seca es una naturaleza permanente de la piel . Tener la piel deshidratada, en cambio, es una condición temporal que puede afectar a todo tipo de pieles (grasas, mixtas, secas, etc.). Por ejemplo, es posible tener una piel grasa deshidratada . En este caso, no se recomienda el cuidado de la piel seca, ya que es demasiado nutritivo. También es posible tener la piel seca deshidratada, porque la falta de sebo limita la retención de agua en la superficie de la cara y el cuerpo. 

Causas: ¿Qué causa la piel seca?

La piel seca no produce suficientes lípidos debido al  mal funcionamiento de las glándulas sebáceas. La piel ya no cumple plenamente su función protectora y se vuelve permeable. Las causas de este fenómeno pueden ser numerosas, la piel seca puede:

  • ser hereditario (algunas personas naturalmente producen menos grasa); 
  • ser consecuencia de un trastorno hormonal ( menopausia , embarazo, etc.); 
  • estar relacionado con el envejecimiento  (con la edad, la piel pierde su capacidad de sudar y producir lípidos); 
  • tras la toma de un tratamiento farmacológico (como la isotretinoína contra el acné , por ejemplo); 
  • resultado de las condiciones climáticas (clima frío, aire seco, etc.); 
  • explicarse por el uso de productos cosméticos inadecuados y excesivamente agresivos  ;
  • etc.  

Ciertos factores agravantes deben tenerse en cuenta

La piel seca es, en particular  , mucho más sensible y, por tanto, menos tolerante a determinados factores que ralentizan el metabolismo de la epidermis y aceleran el envejecimiento cutáneo:

  • exposición excesiva al sol; 
  • el tabaquismo ; 
  • y deshidratación.

La insuficiencia de agua y el consumo excesivo de alcohol también pueden promover la deshidratación en la piel seca. 

¿Qué enfermedad causa la piel seca?

La piel seca puede ser de origen patológico. Hablamos entonces de xerosis. Varias patologías pueden explicarlo, como la dermatitis atópica, la psoriasis o el eczema. 

Los trastornos metabólicos como la diabetes o  el hipotiroidismo y la enfermedad renal también pueden aumentar el riesgo de piel seca.

En este caso, es mejor investigar con un profesional para establecer un diagnóstico certero y obtener consejos específicos. 

Piel seca: ¿qué medidas preventivas para limitar la tirantez?

Se pueden implementar varias medidas para limitar el daño y facilitar la vida cotidiana: 

  • mantener un buen nivel de humedad en el hogar; 
  • estar suficientemente hidratado durante el día ( al menos 1,5 litros de agua por día ) y limitar las bebidas que contengan cafeína; 
  • use guantes afuera cuando hace frío; 
  • protéjase del sol y aplique regularmente protector solar; 
  • aplicar regularmente y generosamente una crema hidratante ;
  • utilizar jabones y otros productos que no resequen mucho  (preferir aquellos que contengan sustancias humectantes, como glicerina o manteca de karité, etc.); 
  • evite baños y duchas con agua muy caliente, prefiera agua tibia o incluso fría. 

Para mantener una piel sana, también es recomendable dormir lo suficiente, limitar el consumo de tabaco y limitar las fuentes de estrés . 

Piel seca: ¿cuándo consultar a un médico?

No dude en consultar a un médico o dermatólogo  si las molestias son demasiado grandes y los síntomas dificultan su vida diaria a pesar de la implementación de medidas preventivas. Tendrá en cuenta las diferentes manifestaciones, investigará posibles enfermedades y te ayudará a tomar medidas eficaces.

¿Cómo solucionarlo e hidratar tu piel?

No es posible "no tener más la piel seca" , ya que es una naturaleza de la piel, pero siempre se pueden tratar los síntomas a diario. Lo primero que debe hacer en la lucha contra la piel seca es evitar todos los factores agravantes. El uso de cremas y lociones hidratantes , mañana y noche, también es determinante. Restaura la suavidad y el aspecto terso de la piel. 

Una vez cada quince días, realizar una exfoliación muy suave (sin granos), para limpiar en profundidad la piel, y aplicar semanalmente una mascarilla en crema hidratante o antiarrugas, cuidando de evitar las mascarillas absorbentes y pelables.

Piel seca: ¿qué cremas y lociones usar?

Las cremas más eficaces son aquellas que son capaces de reconstituir una película lipídica suficiente y compensar la pérdida de agua. Generalmente contienen una parte oleosa y una parte acuosa , a las que se les añade un emulsionante (normalmente ácido esteárico o palmítico), lo que permite obtener una crema uniforme y estable. Están indicadas: cremas a base de aceite vegetal (onagra, borraja , argán, sésamo, manteca de karité, etc.), geles de aloe vera, ácido hialurónico, urea o glicerina .

De todos modos, para el rostro preferimos productos ligeros , que no obstruyan los poros de la piel, a riesgo de que aparezcan comedones y otros granitos.

El consejo de la editora: aplica un sérum nutritivo debajo de la crema de día o de noche , ¡lo que optimizará los efectos!

Maquillaje y desmaquillado, ¿qué precauciones tomar?

Es mejor optar por fórmulas fluidas e hidratantes, como bases de maquillaje líquidas hidratantes o BB creams. Lo ideal es encontrar productos enriquecidos con ácido hialurónico , que suaviza las escamas. Del mismo modo, preferimos un corrector líquido, no un stick. Evitamos especialmente los polvos matificantes que corren el riesgo de absorber la poca grasa de la superficie de tu piel y dar un efecto de emplasto. En el lado de los rubores e iluminadores, optamos por productos cremosos , que son más fáciles de aplicar y más ricos. 

Al desmaquillarse, evitar productos que contengan alcohol o enjuagar con agua (la caliza es agresiva para la piel). Preferimos fórmulas emolientes, suavizantes e hidratantes (por ejemplo, una leche limpiadora o un aceite vegetal, antes que el agua floral - agua de aciano o de rosas).

Nota: en caso de patología identificada , los tratamientos específicos serán prescritos por el médico o dermatólogo. 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo cuido mi piel seca? puedes visitar la categoría Salud.

Pedro Gonzalez Delgado

Me llamo Pedro Gonzalez Delgado y soy un apasionado de la escritura.Todos artículos los he escrito con pasión y dedicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta página web utiliza Cookies con el único fin de mejorar la experiencia de navegación. Leer Más